VI FORO JUSTICIA RESTAURATIVA

demo Sin categoría noviembre 14, 2019

La corporación Jesús Amigó viene promoviendo prácticas restaurativas en el contexto escolar en áreas en las cuales niños, niñas y a adolescentes desarrollan habilidades como responsabilizarse de sus actos y dar estrategias de mediación creando conciencia sobre sus acciones y cómo estas impactan al entorno, teniendo como eje central  la concientización de la cultura del perdón la cual es clave para desarrollar diálogo y escucha activa.

Gracias a este desarrollo en el tema, el pasado miércoles 30 de octubre se realizó el VI Foro de Justicia Restaurativa  en la Institución Educativa Barrio Santander y fue liderado por la Fundación Jesús Amigó, donde contó con la participación de diferentes entidades públicas como la Secretaría de Educación y Secretaría de Salud. Dicho foro se dirigió a 300 personas aproximadamente entre estudiantes, docentes y directivos de diferentes instituciones dentro de la comuna 5 y 6.

El objetivo general de este espacio fue reflexionar en torno a  situaciones de convivencia y la implementación de estrategias alternativas para la solución de conflictos. Se abordaron temas sobre el consumo de sustancias psicoactivas y  prácticas restaurativas a través de la ley 1620 que trata sobre la convivencia escolar aplicando la justicia restaurativa a través de la mediación en sanciones tipo 1 y 2.

La Confraternidad Carcelaria de Colombia fue parte de este evento aportando su experiencia dentro programa Justicia Restaurativa Juvenil y exponiendo el impacto que este ha tenido en la sociedad; tomando  como ejemplo los procesos que se han realizado y los resultados obtenidos.

Allí, uno de los jóvenes que hizo parte del programa compartió su experiencia, Carlos (nombre cambiado para proteger su identidad), fue consumidor de sustancias alucinógenas y ofensor por abuso interpersonal, según cuenta él sus celos y el consumo de estas sustancias desencadenaron un estado de obsesión. Al entrar en el proceso evidenció un deseo de cambio apoyado por el grupo profesional de trabajo psicoscial que forma parte del programa, dando como resultado luego del proceso una oportunidad y apoyo para mejorar y cambiar su vida.
Carlos agradecido compartió con los jóvenes su testimonio  y contó que además decidió retomar sus estudios, invertir su tiempo en cosas productivas, cambió de amistades y de residencia.

“Me arrepiento de haber sido como fui, de lo que hice. Ahora me siento bien y más responsables con mis cosas y mis papas. Me siento feliz y estoy enfocado en mi proyecto de vida y  en un futuro para mi. Quiero ser ejemplo para los demás de que si se puede cambiar. No hay que maltratar a las mujeres y tenemos que reconocer que todos somos iguales. Nosotros como hombres no somos más que ellas y debemos respetarlas ”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *