Entrega de mercados para mitigar el hambre en cuarentena

La cuarentena generada por la pandemia del COVID-19 trajo consigo crisis económica, afectando fuertemente la población mas vulnerable en Colombia.

La llegada del COVID-19 a Colombia llevó al presidente Iván Duque a declarar la emergencia sanitaria en el país; esto con el fin de tener un marco normativo que le permitiera tomar las medidas necesarias para enfrentar el virus, lo cual le permitió decretar la cuarentena como medida de protección de la vida de todos los colombianos y frenar así, la expansión del virus. 

Dicha cuarentena llevó al cierre de las grandes, medianas y pequeñas empresas, lo que originó la crisis económica, razón por la cual, actualmente Colombia fue declarada por el presidente en emergencia económica.

Frente a esta crisis económica que ha impactado fuertemente las familias más pobres del país, la Confraternidad Carcelaria de Colombia bajo la dirección de su programa Fondo Rotatorio se solidarizó con sus micro empresarias, quienes han sido afectadas por el cierre de sus proyectos productivos, la única fuente de sustento para sus familias.

La CCC agradece a la Fundación Haceb, quien hace aproximadamente 3 años, viene ayudando con sus donaciones a estas mujeres emprendedoras, que en su mayoría, no sólo son madres, sino que también les ha tocado asumir el rol de padres, trabajando arduamente para llevar el sustento a sus hogares; en esta ocasión, exaltamos la generosidad de sus empleados, quienes voluntariamente donaron parte de sus recursos económicos para favorecer con mercados a 100  micro empresarias y sus familias, los cuales fueron entregados el pasado 30 de abril y  2 de mayo de 2020.

Estas son las palabras de gratitud de las beneficiadas…

“Quiero dar las gracias al Fondo Rotatorio por la donación que nos acaban de hacer, por hacer posible que muchas familias nos llevemos un bocado de comida a la boca, Dios los bendiga y me los cuide hoy siempre, gracias”. Cecilia Gutiérrez.

Estoy contenta por la bendición; pan para mi casa, muy agradecida, voy muy feliz con mi mercado” Monica Gómez.

Gracias por pensar en nosotros, Dios les multiplique, la verdad es… que lo necesitaba”. Luz Dary Londoño.

Dios los bendiga, estoy muy agradecida por esa gran labor que ustedes realizan con las personas, es un reconocimiento que le da honra y honor a Dios. A ustedes mil gracias”. Martha Chavarriaga.

Con la entrega de los mercados de alguna manera mitigamos el hambre en estos hogares, pero la crisis que está viviendo la población en situación de vulnerabilidad con esta cuarentena es realmente grave. Desafortunadamente el hecho de no poder abrir sus microempresas no solo les afectó económicamente, sino que también les ha generado crisis de salud mental, pánico e incertidumbre, además de los conflictos familiares que se presentan al estar confinados en las casas, sin recursos para suplir las necesidades básicas y mucho más en un contexto de escasez en el que vive gran parte de esta población. 

Desde que comenzó la cuarentena el programa Fondo Rotatorio ha tenido comunicación permanente con las microempresarias, escuchando sus dificultades y estamos  adelantando acciones para remitir los casos que requieren acompañamiento psicosocial al equipo de profesionales de nuestra organización. Igualmente se están gestionando los recursos para una segunda entrega de mercado por el día de madres, ya que por motivo de la contingencia no se puede hacer la celebración.

La Confraternidad Carcelaria de Colombia sigue trabajando a través de cada uno de los programas para ayudar a mitigar los efectos de esta pandemia en la población más necesitada.

Escrito por: Ana Leticia Cuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *